All for Joomla All for Webmasters

“Bolsa de Género”: el revolucionario juego de mesa que apunta a educar en igualdad

Para cuando las mujeres reciban igual salario que a los hombres por hacer el mismo trabajo, habrán pasado 202 años. Sí, leíste bien. Parece exagerado, pero así lo indican las proyecciones del Foro Económico Mundial. Por si fuera poco, el contexto nacional no es mucho más alentador si se considera que el 90 por ciento de las mujeres chilenas afirmó haber sido víctima de este tipo situaciones, según una encuesta de la Corporación Humanas.

Esta dificultosa realidad, sumada a las demandas del movimiento feminista global, fue la que impulsó a la consultora Communitas a crear en 2018 la “Bolsa de Género”, un nuevo juego de mesa que apunta a lograr el cambio cultural mediante el uso de nuevas herramientas de aprendizaje. Todo, además, con materiales sustentables y amigables con el medioambiente.

El tablero con el que se juega “Bolsa de género” está impreso en una bolsa de tela -como las que se llevan hoy en día a los supermercados-. Allí se ven tres mundos posibles: la distopía (un futuro de características negativas para la humanidad), el patriarcado (allí donde gobierna un varón por sobre todos los demás géneros) y la utopía (un futuro favorecedor para la humanidad, todos tratados de forma igualitaria).

Las y los jugadores (un máximo de seis, representados en botones) deben avanzar desde el patriarcado -que es el punto de inicio, una representación del mundo actual- hacia la utopía. Para ello deben responder las más de 150 preguntas disponibles, todas vinculadas a temas de género, feminismos y sexualidades. Si el jugador no sabe la respuesta, se mantiene en el patriarcado; si se equivoca, retrocede hacia la distopía; mientras que si acierta, avanza hacia la utopía.

“Se nos ocurrió hace más o menos un año; primero, como una aplicación tipo trivia, con preguntas y respuestas, como una instancia educativa que pudiera ser usada en las aulas y otros contextos, para ir aprendiendo sobre conceptos de género, feminismo y sexualidades”, cuenta la cientista política y académica universitaria Natassja De Mattos, quien junto a las antropólogas Viviana Vicencio y Tatiana Rojas (todas de Communitas Consultora), idearon el juego. “Como no teníamos las lucas para desarrollar la aplicación, decidimos hacerlo análogo”, agrega De Mattos.

Lo que vino después fue un proceso, primero, de investigación respecto a las preguntas y respuestas, y después, de jugabilidad. “La idea del juego es ir avanzando hacia la utopía, que es donde queremos llegar: un lugar de igualdad, equidad, aceptación. Ese al que llegaríamos mediante el feminismo, ese mundo por el que hoy luchamos, marchamos y por el que trabajamos. Es un material educativo para aprender jugando y empujar ese cambio cultural”, detalla De Mattos sobre los objetivos tras la Bolsa de Género.

La antropóloga social Tatiana Rojas reconoció y valoro las posibilidades que entrega la enseñanza lúdica y didáctica que tiene el juego mismo: “Dado que el propósito no es lucrar, sino educar y del modo más masivo posible, el tablero se encontrará liberado para descarga en nuestra página web communitas.cl”.

Las creadoras de la Bolsa de Género identificaron en las salas de clases el lugar donde comienzan los cambios. No se concentraron únicamente en el espacio como punto de discusión y debate, sino que la propuesta aprovecha los métodos lúdicos y didácticos de aprendizaje del siglo XXI. Porque para ellas, no hay mejor forma de aprender que jugando.