All for Joomla All for Webmasters

¿Qué son los Equal Playgrounds, y por qué buscan fomentar la igualdad de género las escuelas?

Hoy la igualdad de género es un tema transversal en todas las esferas de la sociedad. Bajo este contexto, las escuelas no quedan exentas, y el juego tampoco. Sin ir más lejos, durante el período 2015 – 2018, el Ministerio de Educación lanzó la cartilla “Educación para la igualdad de género”, con el fin de impulsar la incorporación de la perspectiva de género en las políticas, planes y programas ministeriales y así avanzar en una educación pública de calidad e inclusiva, que permita el desarrollo integral y equitativo de niños, niñas y jóvenes del país. El juego, como método de aprendizaje, puede cumplir un rol importante para eliminar la concepción sexista de los espacios y en este artículo te contamos el por qué.

“Equal Playgrounds” o en español “parques infantiles iguales”, es una campaña de concientización que quiere visibilizar la problemática de género en el uso de los patios de los colegios en España y la importancia que tiene este espacio en la educación del alumnado.

Según un estudio, elaborado por Marketing Directo en España, alrededor del 80% de los patios de colegios son “futbolcéntricos”, con una enorme pista central, que ocupa la mayor parte de la superficie disponible, para practicar deporte, mayoritariamente, fútbol, y espacios alrededor en los que a menudo las niñas y los niños que quieren jugar a otra cosa quedan relegados.

En Chile no estamos muy lejos de la realidad española. Pablo Rupin, sociólogo, doctor en ciencias de la educación e investigador asociado del centro de investigación avanzado en educación de la Universidad de Chile (CIAE), en base a sus distintos trabajos investigativos, comenta que “en esta cultura patriarcal y heteronormada en la que estamos, tendemos a pensar que si a los niños les damos una cancha y una pelota, ellos pueden jugar, y nos olvidamos de las niñas, ellas están marginalizadas”.

Además, el sociólogo profundiza en la distribución de los espacios. “En un colegio municipal de Chile, el patio estaba invadido por un 98% de niños. La cancha de futbol, digamos, era el 60% del patio, era un espacio techado donde habían otros niños también jugando a la pelota y por ahí unas niñas jugaban a la pinta, o peloteaban algo o en un pequeño rincón armaban rompecabezas”.

La relevancia de los espacios comunes y las ludotecas

La importancia del espacio físico es fundamental en el desarrollo del aprendizaje. Sin ir más lejos, una investigación titulada “El patio como herramienta pedagógica”, publicado el año 2017 y elaborado por la Fundación chilena Patio Vivo, señala la importancia del patio escolar, puesto que no es un espacio neutro, ya que siempre comunica, ofrece oportunidades de aprendizaje y abre posibilidades para el juego y la interacción entre pares.

Mientras más alternativas tengan los niños, más instancias tendrán para desarrollar por sí mismos sus capacidades. Un entorno físico correctamente planificado y construido amplifica y mejora los diversos modos de aprender de las personas, y en este caso, en los estudiantes los juegos de mesa pueden ser una gran opción.

Para Álvaro Farfán, psicólogo experto en el uso del juego en contexto escolar y Director del Área de Operaciones del Observatorio Del Juego, “el factor cultural que tiene el juego es relevante, en tanto mediante el juego se pueden desarrollar distintas habilidades, que en espacios intencionados pueden desarrollar habilidades cognitivas y socioemocionales”.

Y agrega que “la concepción sexista de los espacios de juego repercute en la distinción hombre/mujer; el dominio de los espacios de juegos (y distintos tipos) de los hombres sobre las mujeres, puede ser determinante para su desarrollo cognitivo y social. Así, una ludoteca que se aproveche en espacios de recreo y/o aula cumple, además, una función de equidad de género, en tanto, siempre que se intencione, las mujeres tienen las mismas posibilidades de esparcimiento y desarrollo psicosocial que los hombres”.

Los espacios comunes en los colegios pueden brindar una experiencia que puede generar conversaciones, oportunidades de juego libre, juegos de desarrollo cognitivo, creatividad, deporte, ejercicio físico, baile, música, contacto y experiencias con la naturaleza y experiencias artísticas, entre otras. El patio escolar constituye una oportunidad privilegiada para promover aprendizajes integrales.