All for Joomla All for Webmasters

¿Qué son las habilidades del Siglo XXI y por qué son fundamentales en la educación de hoy?

En la actualidad, salirse del molde tradicional de la educación es un tema poco abordado, no sólo en Chile, sino que en el mundo. El modelo actual, donde un docente o alguien que sabe más que el resto expone frente a un grupo de alumnos es un modelo que, al menos, tiene cuatro siglos de antigüedad.

Por eso, resulta altamente llamativo cuando planteles o estructuras educativas innovan en la forma en que se ejerce la pedagogía. En ese sentido, investigadores actuales han llegado a una conclusión trascendental: el pensamiento crítico, la colaboración y la creatividad son mucho más importantes que la enseñanza a través de fórmulas matemáticas o contenido memorizado y sin contexto.

La especialista estadounidense en Educación Jennifer Groff, cofundadora del Center for Curriculum Networking e investigadora del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), de Estados Unidos, lidera el desarrollo del diseño de juegos para uso en las aulas

En reportaje de la BBC, la académica afirma que “no se puede enseñar fuera de contexto y esperar que los niños al final entiendan todo lo demás y sean unicornios mágicos que todo lo pueden. Ellos necesitan ir adquiriendo experiencias con problemas reales a lo largo de la vida”.

Enseñanza Basada en Competencias (EBC)

Tanto Groff como otros expertos del área de la educación, están dando un importantísimo paso en el cambio de paradigma en cómo se conciben las clases hoy en día.

En ese sentido, actualmente hablamos de Enseñanza Basada en Competencias (EBC). Pero ¿Qué es? Bueno, la EBC propone desarrollar habilidades y raciocinio en vez de memorización de contenido en los espacios educativos.

Este nuevo enfoque se centra en responder a las necesidades que los alumnos necesitan en pleno Siglo XXI, es decir, fomentar la participación colaborativa, el pensamiento crítico y la creatividad, pero bajo el contexto de la confección de proyectos y no en función a conocimientos parcelados por materias.

“Estamos enfocados en crear experiencias complejas para que los niños aprendan a razonar y que reflejen lo que se les exigirá en el mundo real. Entonces, si hay una discusión ideológica ocurriendo en el mundo real, debe suceder en la escuela también, sin elegir un lado, y obviamente adaptada para la edad de ellos” explica la especialista.

Y puntualiza: “No estamos preocupados en recordar hechos y conocimientos, en cambio sí en tener habilidades necesarias para lidiar con el mundo complejo”.

En 2017 la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) eligió esta metodología como una de las más innovadoras, siendo ya implementada en países de Europa y EE.UU.

Ludotecas Escolares a la vanguardia

No es fácil “poner en jaque” al modelo tradicional. El ritmo de las clases, las evaluaciones, la división de las materias y la forma misma de desarrollar actividades en el aula están muy arraigados en la mayoría de los países.

No obstante, si se analiza con detención ¿Los estudiantes están aprendiendo mejor así? La últimas investigaciones arrojan que no. “Las estructuras escolares tradicionales, en realidad, llevan a los niños en el sentido opuesto a lo que hoy sabemos es la forma en que aprenden mejor”, señala Groff a la BBC.

Al tiempo que agrega “el currículo es muy rígido y los profesores enseñan muy rápido para cubrir todo el temario. Y con frecuencia ese contenido no tiene contexto”.

En ese contexto, el juego, agrupado en una selección intencionada como las ludotecas, puede resultar una opción válida para transformar la forma lineal, undireccional y rígida en la que se enseña. La motivación, el goce, el deseo de participar y las problemáticas que surgen de la actividad lúdica pueden transformar la manera en que se aprende en las aulas.

Pregunta: Si bien cierto que matemáticas y lenguaje son importantísimos para la vida cotidiana de las personas ¿Por qué el juego puede predisponer de mejor manera no sólo esos aprendizajes fundamentales, sino que otros, no precisamente cognitivos?

Para Pablo Cárcamo, asesor escolar en la implementación de ludotecas del Observatorio Del Juego y psicólogo experto en educación, “es necesario considerar que jugar no excluye la posibilidad de aprender, ya sea matemáticas, ciencias, o a vincularse de maneras más ricas, potenciando la colaboración y el aprendizaje conjunto. En este sentido, los beneficios que ofrece tienen que ver con cómo el juego enriquece la experiencia de aprendizaje, estimulando la participación, permitiendo el error, fomentando el aprendizaje entre los mismos pares y ofreciendo experiencias de disfrute y entretención”.

Por eso, si bien hay aprendizajes que son básicos para que los estudiantes se desenvuelvan en sus vidas, también existen otros asuntos relevantes, multifactoriales y evidentes de la sociedad actual, como por ejemplo la falta de agua, los problemas del ecosistema, los cambios políticos y sociales, la tecnología, entre otros.

Algo fundamental tanto el EBC como las metedologías lúdicas, es que dotan al estudiante de algo importantísimo en el mundo de hoy: darle un rol activo y protagónico en el aprendizaje de conocimientos y experiencias. Aquello genera que los alumnos sean mucho más críticos tanto con lo que aprenden, como con el mundo que les rodea.

Asimismo, se genera un ambiente de relaciones horizontales, en donde el profesor o profesora guía aprendizajes, y no los impone, ayudando así también al ambiente escolar y el propio autocuidado docente.

El cambio no es fácil, pero la enseñanza de hoy merece una transformación que vaya en pro de un mejor aprendizaje escolar y que sea capaz de potenciar las habilidades necesarias del siglo XXI.