All for Joomla All for Webmasters

Juegos para trabajar la concentración en este período de vacaciones

La concentración es una habilidad que se trabaja y desarrolla a lo largo de nuestras vidas. Se trata de la capacidad de centrar toda la atención en un objeto o acción concreta. Al mismo tiempo que hablamos concentración, no podemos hacerlo sin hablar también de la atención. Esta última es un proceso en el cual seleccionamos un estímulo de nuestro cotidiano y nos centramos en el ignorando lo demás.

Después de unos días o semanas en familia o entre amigos, rompiendo con los horarios y la actividad usual, la vuelta de vacaciones siempre se hace dura y difícil. Por lo general, tienen que transcurrir unos días o semanas para que el cuerpo se vuelva acostumbrar al ambiente escolar y a los horarios. Sin embargo, existe una manera para seguir trabajando y desarrollando nuestra concentración durante este período: los juegos. Además, debemos sumarle que es precisamente en este lapso de tiempo en donde los niños pasan mayor parte del día junto a sus familias y esto ayuda a la confianza a la hora de realizar alguna actividad.

Ahora bien, ¿por qué es importante el juego a la hora de trabajar y mejorar nuestra concentración?

Los juegos de mesa estimulan la concentración y favorecen el seguimiento de reglas, si estamos hablando de juego guiado o pautas de acción en el juego libre. Es muy importante saber qué juego escoger a la hora de estimular la concentración en los niños, ya que debemos evitar que se agobien o no los entretenga. Idealmente, en este período de vacaciones, los niños son quienes deben escoger a qué jugar, ya que además de trabajar la concentración, siempre debemos buscar que los niños sientan motivación a la hora de jugar ¡Y qué mejor manera de que ellos elijan sus propios juegos!

Además, hay otros juegos que nos ayudan a mejorar y reforzar nuestra concentración. Según un estudio llevado a cabo por Science Direct, jugar ajedrez es bueno para mejorar la concentración. Puesto que este exige una gran capacidad mental, ya que hay que pensar y analizar cada jugada, guardar en la memoria la posición de determinadas fichas e intentar intuir la estrategia del rival.

Según estudios realizados por las universidades de Illinois, Florida y la de Cambridge, se descubrió que la mayor parte de los estudios analizados en los que se afirmaba los juegos mentales eran beneficiosos habían seguido un buen método de investigación. Por lo que concluyeron que practicar juegos relacionados con las habilidades mentales sí ayuda a mantener las capacidades cognitivas.

Los juegos estimulan la participación, contribuyen al entendimiento de normas y reglas, ayudan en la concentración, mejoran las habilidades sociales y facilitan la capacidad de asociación, entre otros.

Finalmente es importante recordar que en todas estas actividades, debemos apoyar y ayudar, siempre que ellos lo requieran, para mejorar la concentración, motivación y el desarrollo de habilidades cognitivas. Debemos jugar con ellos y darle la confianza necesaria para el desenvolvimiento de una buena actividad lúdica.

Te dejamos una pequeña lista de juegos y actividades para trabajar la concentración en este período de vacaciones:

  • Juegos de cartas: Cualquier juego es válido, ya que además de ejercitar la concentración, en algunos de ellos también se ejercita la memoria.
  • Los puzzles o rompecabezas: Te exigen una alta concentración para unir las piezas como corresponden. Pero además de ello, también permiten desarrollar habilidades espacio –temporales.
  • Juegos de diferencias entre dos dibujos aparentemente iguales: Es una buena táctica para agudizar nuestra percepción de las cosas y convertirnos en personas más observadoras. También hay juegos de esta índole como encontrar objetos escondidos en una lámina.
  • Pintar: Es una actividad relajante y que te permitirá concentrarte en lo que quieres plasmar en el papel. Además, potencia la imaginación.
  • Dominó: Es un clásico juego que además de la concentración, potencia las habilidades espacio –temporales.
  • Formación de figuras: A partir de varias figuras juntas en varios colores podemos distinguir formas. Desarrolla también el área cognitiva.
  • Sopas de letras: Ayudan a mejorar la percepción, la discriminación visual y la concentración.
  • Juegos de loterías: Especialmente para los más pequeños de la casa, de 3 a 5 años. Permiten desarrollar la clasificación de idénticos y de integración.

Fuente: Cosas de educación