Equipo del Observatorio se encuentra en el Liceo Menesiano de Llay Llay implementando la última etapa de la ludoteca

“(…) Además, (el juego) es considerado como un espacio de resguardo para los estudiantes, en donde tienen otra formas de jugar y pasarlo bien”, relata Víctor Garrido, miembro del Observatorio que se encuentra en Llay Llay.

Dos integrantes del área de Operaciones del Observatorio se encuentran en el Liceo Menesiano de Llay Llay realizando junto a estudiantes y profesores una de las últimas etapas en la implementación de la ludoteca en el establecimiento.

La instancia busca determinar el progreso en la implementación de la ludoteca, y asistir a la comunidad educativa en caso de ser necesario. Cerca de 40 estudiantes de diferentes cursos, todos sumamente autónomos en cuanto al manejo de los juegos, participaron en entretenida jornada de hoy.

La ludoteca del Liceo Menesiano de Llay Llay está centrada en la convivencia escolar, y es ocupada en el salón principal que posee el colegio en la hora de almuerzo. En el caso de este establecimiento la ludoteca trabaja en dos aspectos: el primero, para que los chicos y chicas jueguen, propiamente tal; y el segundo, para que los profesores la utilicen de forma opcional para consejo de curso y orientación.

“Un profesor que es monitor nos contaba que acá el juego ha sido especialmente instalado como un espacio de socialización para los niños. Además, es considerado como un espacio de resguardo para los estudiantes, en donde tienen otra formas de jugar y pasarlo bien”, relata Víctor Garrido, miembro del Observatorio que se encuentra en Llay Llay.